Auditoría técnica para ascensor.

En este caso, una empresa creada por la administración pública, me encargó la realización de una auditoría técnica, sobre el funcionamiento de un ascensor, instalado en una comunidad de vecinos, dónde el cliente actuaba como promotor y por tanto, responsabilizándose del correcto funcionamiento de todos los elementos del edificio.

El equipo presentaba, desde hacía más de un año, una clara problemática, en la que se repetía la misma avería, sistemáticamente y con cierta periodicidad.

Evidentemente, se trataba de solventar dicha anomalía, con la solución técnica más adecuada y optimizada, en todos los aspectos. Al tratarse de una instalación única en el edificio, también se tuvo en cuenta, el tiempo de actuación, no permitiendo que ésta se prolongase en demasía, para que la afectación a los vecinos, sin poder hacer uso de la instalación del equipo elevador, fuera lo menor posible.

Se realizó un examen exhaustivo de todo el conjunto del elevador, mecanismos, equipo motriz, cabina, sistema eléctrico, cuadro de control, mandos y toda la electrónica del sistema. La auditoría técnica realizada, motivó un proyecto técnico de actuaciones correctivas, en cuya memoria técnica, se detallaron los elementos a substituir, así como el motivo por el cual se optaba por ello y el procedimiento detallado de cómo debía realizarse.

La operación se realizó con éxito y aprobación por parte del cliente y de los usuarios, solucionándose definitivamente el problema que presentaba.